CÓMO MEJORAR LA MEMORIA

Podemos decir que aprendimos algo cuando somos capaces de explicarlo, criticarlo, aplicarlo, porque lo hemos comprendido, pero, en todo ello, subyace la memoria que nos permite recordar el conocimiento. En ese sentido, la memoria participa en el aprendizaje, no sólo en la repetición al pie de la letra del contenido de estudio, sino también en todo el recuerdo de lo que sabemos.

El proceso de conocimiento de las cuestiones más complejas descansa en la memorización de aspectos básicos y elementales que son indispensables para su comprensión y que, a pesar de que se olviden después de que se alcanzó el aprendizaje más general, sentaron las bases en su momento para lograr dicho aprendizaje. Así, la memorización tiene un lugar importante en la comprensión, aplicación y cuestionamiento de conocimientos más generales.

La memorización puede efectuarse de manera mecánica, por la simple repetición de lo que se aprende, o bien, de manera significativa, por la relación del material de estudio con nuestros conocimientos y experiencias personales.

Lo memorizado mecánicamente no perdura mucho tiempo, a menos que se practique con asiduidad. La memorización hecha de manera significativa propicia, en cambio, el recuerdo a largo plazo.

Ahora bien, puesto que la memorización es tan importante para el aprendizaje, esta lectura te ofrece algunas técnicas que son útiles para mejorar la memoria, a partir de hacer significativo el contenido de estudio.

Las técnicas empleadas se enfocan a la memorización del material más común en el estudio, como son los textos escritos y los números.

La memorización es una más de las habilidades del aprendizaje.

Para continuar haz clic en el botón Actividad de inducción de la parte superior.